Descalcificación

consumo

 

Una de las aplicaciones más notorias de nuestra sal es la de tratamiento de aguas, utilizándose para la descalcificación y los sistemas de electrólisis de piscinas. La producción destinada a este uso, se presenta en peladillas y pastillas de forma cilíndrica que permiten:

• Una dosificación muy ajustada por su peso exacto de 16 gr. cada unidad.

• Una mayor duración debido a su gran compactación, resultado de la elevada presión a la que se fabrican.

• Una ausencia casi total de residuos que ensucien el agua evitando la formación de depósitos en los recipientes y la obturación de los sistemas de aspiración de salmuera.