Instalaciones

instalaciones_1Salinas de Navarra extrae su mineral de alimentación, muy rico en cloruro sódico, de las montañas salinas resultantes de la actividad de Potasas de Subiza para verterlo de sus camiones a sus tolvas de recepción. A través de una cinta comienza su proceso productivo disolviendo este material en agua.

instalaciones_2Una vez mezclados el mineral de alimentación y el agua se obtiene una salmuera limpia (agua con sal disuelta) de la que se han extraído los materiales inertes (arena e insolubles).

instalaciones_3La salmuera es conducida a unos depósitos, comenzando un proceso de evaporación que acaba con la cristalización de la sal, de la que se han extraído ya todas las impurezas.

instalaciones_4La sal, aún húmeda, es introducida en secaderos, con el fin de quitar por completo su humedad y conseguir una sal totalmente seca (inferior a 0,1% de humedad). Una vez logrado, la sal pasa a los hangares (donde se almacena a granel) o a unos silos donde se acaban de producir los comprimidos y los productos utilizados en los diferentes tratamientos de aguas para los que está prioritariamente concebida la sal.

instalaciones_5La sal (a granel) y las peladillas y pastillas cilíndricas se empaquetan y se envasan directamente en nuestra fábrica para ser comercializadas bajo la marca Berisal. Estos comprimidos, debido a la muy alta presión de compactación con la que son producidos, se disuelven de forma más progresiva obteniendo una perfecta optimización del tratamiento de aguas.